Cómo el Taoísmo Puede Ayudar a Superar la Eyaculación Precoz

Cómo el Taoísmo Puede Ayudar a Superar la Eyaculación PrecozEn este artículo te quiero mostrar cómo el taoísmo te puede ayudar a solucionar la eyaculación precoz.

El taoísmo es un sistema filosófico y religioso muy extendido en Oriente que se basa en la existencia en el universo de dos fuerzas contrapuestas: el yin y el yang, integradas en una fuerza superior denominada tao.

Todas sus enseñanzas giran en torno al concepto de armonía. Una armonía que se basa en el equilibrio y el fluir de las fuerzas corporales y espirituales de manera natural, sin obstáculos ni presiones.

Es en este punto donde el taoísmo conecta con la sexualidad y se revela como una herramienta útil para luchar contra la eyaculación precoz.

Y es así porque postula un coito sin eyaculación masculina, basado en la idea de que el semen contiene diversas sustancias naturales beneficiosas para el organismo.

Y que – al ser retenidas – fluyen por el cuerpo y revitalizan todos los órganos, incluido el cerebro.

Así puedes realizar un ejercicio dividido en tres etapas. El objetivo final es, uniendo cuerpo y mente, controlar la musculatura pélvica de manera que consigas retrasar la eyaculación.

1. Fortalecimiento muscular.

Es fundamental que poseas un conocimiento exacto de tu cuerpo y, más concretamente, de la zona del perineo.

Un momento perfecto para ejercitar los músculos responsables de la erección – los que se encuentran en el suelo pélvico – es al orinar.

Expulsa un poco de orina y después retenla durante unos segundos.

Intenta repetir la operación al menos cinco veces cada vez que vayas al baño.

2. Distensión.

Debes poner en práctica lo entrenado en el paso 1, pero esta vez tienes que hacerlo durante la erección.

Contrae los músculos pélvicos sin prestar atención a posibles pequeñas molestias como escalofríos o calambres leves en la espalda.

Lo interesante viene justo después, en el momento de relajar la musculatura.

Concéntrate en la distensión y libera tu mente de cualquier otro pensamiento o imagen ajeno a ella, como si tu objetivo fuera alejar la pelvis del resto del cuerpo todo lo posible.

Al ir incrementando el tiempo que dedicas a distender la zona genital, verás cómo la erección remite. Incluso puede llegar a desaparecer.

3. Acto sexual.

Al mantener relaciones sexuales (siempre con la vejiga vacía), debes concentrarte en la distensión de los músculos pélvicos.

Esto es como lo has practicado en el paso 2, pero incidiendo más en el control de la respiración.

Así, cuando sueltes el músculo, concéntrate en alargar y retener unos segundos la respiración desde el diafragma.

Al principio es mejor que te muevas lo menos posible para controlar más la erección, pero conforme vayas adquiriendo experiencia, te resultará cada vez más natural y llegarás a unas relaciones sexuales totalmente satisfactorias.

Como ves, el taoísmo proporciona unas pautas que te pueden ayudar a controlar y vencer un problema de eyaculación precoz.

Ejercita la zona y practica. Y en el momento del acto sexual, apela a la disciplina y la relajación. Con el tiempo olvidarás que algún día tuviste problemas en la cama.

Sin embargo, el taoísmo por sí solo no podrá eliminar la eyaculación precoz

Yo también sufrí de este mal. Y para eliminarla, he tenido que recurrir a un sistema natural que ataca las causas del problema.

Solo así logré deshacerme de este problema y durar el tiempo que quiera en la cama.

Si quieres saber cómo aplicar este sistema natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo funciona para eliminar la eyaculación precoz

Nos vemos allí 🙂

Ariel

Los comentarios están cerrados.