Cómo Evitar la Eyaculación Precoz con la Ayuda de Nuestra Mente

Cómo Evitar la Eyaculación Precoz con la Ayuda de Nuestra MenteEn este artículo te quiero mostrar cómo puedes eliminar la eyaculación precoz con la ayuda de tu mente.

Muchos más hombres de los que lo admiten sufren de eyaculación precoz.

Esto sucede cuando la eyaculación tiene lugar en un momento no deseado durante la relación sexual, anticipándose así el orgasmo masculino.

Yo sufrí este problema y me ha provocado sentimientos de frustración y angustia, además de la pérdida de mi autoestima.

Sin embargo, la eyaculación precoz no es una enfermedad y para su tratamiento no se necesitan ni medicinas ni cremas milagrosas.

Y es que todo está en la mente, pues la eyaculación precoz es solo producto de la ansiedad y el estrés.

La ansiedad, uno de los mayores males que sufre nuestra sociedad actual, es la responsable de muchos de los problemas de salud que padecemos.

Se trata de un mecanismo natural humano de defensa que se activa cuando sentimos que estamos en peligro.

Sin duda, un mecanismo necesario que nos ha ayudado a evolucionar y que moviliza todo el organismo manteniéndolo alerta.

Este complejo sistema del que disponemos tiene lugar gracias a la elevación de determinadas hormonas, principalmente cortisol y adrenalina, necesarias para darnos el empuje que necesitamos para seguir adelante y salir airosos de la situación en cuestión que nos ha puesto en riesgo.

Pero el problema reside en que no todas las situaciones que vivimos ponen nuestra vida en peligro.

Sin embargo, son capaces de producir los mismos efectos en nuestro organismo que si tuviéramos que huir de un incendio, por poner tan solo un ejemplo.

Un examen, una entrevista, una comida con desconocidos… Las situaciones capaces de generarnos ansiedad son infinitas y la elevación de las hormonas que mencioné provoca devastadores efectos secundarios en nuestro organismo.

En los hombres que sufren de eyaculación precoz sucede lo mismo, pues en realidad están bajo el yugo de la ansiedad durante el acto sexual.

Y es esta ansiedad la que hay que aprender a manejar para poder controlar el momento del orgasmo.

Si lo logras, recuperarás el control total de la relación y con ello, el placer de la misma.

Así, mantener a raya el estrés que nos provoque el sexo nos hará superar este problema y para ello, lo único en lo que debemos trabajar es en nuestra mente: la más poderosa de nuestras herramientas.

Estrés y eyaculación precozPero controlar nuestra mente no significa intentar distanciarse de la relación sexual durante la misma a fin de retrasar el orgasmo.

Quizás ya lo has intentado:

– Contar hasta cien

– Hacer mentalmente la lista de la compra

– Pensar en el trabajo o en otras cuestiones para olvidarse del orgasmo.

Ninguno de estos pensamientos constituye la solución para eliminar la eyaculación precoz, pues se desconecta del momento íntimo.

Y desde luego, el fin último de la relación sexual no es desconectarse, sino disfrutarlo desde el principio a fin.

Además, la pareja sin duda advertirá esto y también podrá tener problemas para alcanzar el orgasmo o incluso pensar que algo no va bien en la relación.

Conectar con nuestra pareja durante el encuentro sexual es uno de los pilares para que el sexo sea una experiencia única para ambos.

Y nuestra mente debe estar centrada en la vivencia sexual. Es por ello que es fundamental aprender a utilizarla en nuestro beneficio como indicaré.

Para empezar, las cosas son mucho más simples de lo que parecen.

Y detrás de un hombre que sufre de eyaculación precoz, solo hay un hombre que no ha aprendido a reconocer la sensación previa a la eyaculación.

Bien por inexperiencia o bien porque la propia ansiedad no le permite distinguirla, al encontrarse concentrado en que no suceda antes de tiempo.

Un pensamiento que hay que tener en cuenta y que eliminará gran parte del estrés que un eyaculador precoz posee…

… es tener claro que la mujer no solo alcanza el orgasmo con la penetración, sino que hay muchísimas otras formas de lograrlo y se puede continuar con otros juegos sexuales hasta que la mujer llegue a este.

Este pensamiento será clave a la hora de emplear la mente para solucionar este mal. De esta forma gran parte del estrés que sientes disminuirá.

También debemos utilizar otros pensamientos positivos como los siguientes:

– “Puedo tener relaciones satisfactorias y sanas”

– “Todo está en mi mente y yo controlo mis emociones”

– y otras afirmaciones que nos ayuden a calmarnos y por lo tanto a controlar la eyaculación.

Una vez tenemos estas premisas claras, dominemos el arte de la relajación, primera regla para tener nuestra mente bajo control.

Relajación para la eyaculación precoz

Para ello, existen multitud de técnicas.

Bastará con elegir la que nos haga sentir más cómodos y practicarla en la intimidad, tumbados o sentados, siendo conscientes de que la respiración será la base de esta.

Esa sensación de paz conseguida será de la que habrá que partir siempre.

Después, imaginemos el momento en el que la relación sexual comienza y describamos mentalmente los detalles de la misma como si estuviera sucediendo de forma real.

Detectaremos el momento en el que se produce la ansiedad y recordaremos los pensamientos positivos anteriores para controlar ese sentimiento negativo.

Y sobre todo, nos concentraremos en el momento presente y no en lo que va a pasar.

Esto es muy importante para controlar la eyaculación, pues si estamos pensando en esto constantemente, indudablemente ocurrirá.

Hay que enseñarle a la mente que hay que disfrutar desde el comienzo de la relación íntima y no pensar en cuándo llegará el orgasmo.

Y cuando éste esté llegando, lo percibiremos claramente y podremos tomar las directrices adecuadas, tanto si queremos retrasar el momento como si percibimos que es el instante adecuado, tanto para nuestra pareja como para nosotros.

Una vez realizados estos ejercicios mentales con frecuencia, nos encontraremos mucho más preparados para realizarlos durante el sexo real.

Dado que las relaciones sexuales no son actos sincronizados sino actos naturales y espontáneos, el disfrute de la misma desde el comienzo será la garantía de que todo irá bien.

Con estas indicaciones, no habrá nada que nos impida gozar del sexo de una forma sana.

Sin medicinas ni remedios mágicos que auguran falsas promesas. Y es que en nuestra mente se halla uno de los más eficaces remedios.

Sin embargo, hay otras cosas que inevitablemente deberás hacer para durar más en la cama

El sistema natural que seguí es mucho más completo que lo que acabo de escribir aquí.

Este sistema me enseñó a eliminar el problema de la eyaculación precoz desde la raíz.

Ya que las distintas técnicas para durar más en la cama pueden servir, pero no para siempre.

Haz clic aquí para enseñarte el mismo sistema que me ayudó a curar la eyaculación precoz para siempre.

Nos vemos allí 🙂

Ariel

Los comentarios están cerrados.