Cómo Evitar la Eyaculación Precoz con un Sueño Reparador

Cómo Evitar la Eyaculación Precoz con un Sueño ReparadorEn este artículo te quiero mostrar cómo descansar mejor durante la noche para que puedas evitar los episodios de eyaculación precoz.

Qué importante es dormir bien. Seguro que lo sabes si alguna vez has pasado una mala noche dando vueltas y vueltas en la cama…

… cambiando de postura muchas veces y pasando la noche en vela…

… absorbido por pensamientos que distraen, más que conciliar el sueño.

Y es que la falta de sueño puede ser una de las causas de la eyaculación precoz, ya que aumenta el estrés y la fatiga, responsables de este problema sexual.

Para ayudarte a dormir mejor te voy a dar unos consejos en los que influyen todas las actividades cotidianas, desde la alimentación, el ejercicio o los hábitos vespertinos.

La alimentación influye en el sueño

La alimentación es uno de los pilares fundamentales de nuestra salud y también del sueño.

Una correcta alimentación durante todo el día y especialmente en la cena te va a ayudar a conciliar el sueño o provocar que permanezcas despierto todo el día.

Nada de café y chocolates. Seguro que estás de acuerdo conmigo en que el café es un enemigo a la hora de meterte en la cama.

La cafeína altera el organismo incrementando la presión arterial y activando las funciones mentales.

No todas las personas somos igual de propensas a desvelarnos con el café.

Tal vez no puedas tomarte un café por la tarde, pero sí a medio día. O quizás no puedas ni olerlo, eso depende de ti.

Y otro dato: jamás bebas café antes de tener sexo, ya que interfiere con tu sistema nervioso provocando que eyacules prematuramente.

El chocolate tampoco te hace ningún bien antes de irte a la cama. Su alto contenido en azúcar activa las funciones neuronales y despierta la mente.

Si quieres descansar bien y así reducir la eyaculación precoz, lo mejor es tener una cena de pobre.

Hay un refrán que dice: “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un pobre”.

Este consejo no solo es bueno para adelgazar, sino para tener un sueño reparador.

Las comidas abundantes te van a provocar digestiones pesadas e incomodidades en el estómago y aparato digestivo.

Lo que debes hacer para dormir mejor es tomar una cena muy ligera, al menos dos horas antes de acostarte.

El queso y la pasta son buenos aliados del sueño, e incluso un tazón de cereales, los cuales también son buenos para producir serotonina, una hormona que te ayuda a durar más tiempo en la cama.

Todo en su justa medida, tan solo se trata de calmar el apetito hasta la mañana siguiente.

El dormitorio es el templo del sueño

Tan importante como la alimentación es tu dormitorio, que debes considerar como “el templo del sueño” 🙂

El dormitorio es para dormir, no para ver la tele, ni tampoco para leer libros.

Sí lo puedes utilizar para dar rienda suelta al amor conyugal, una actividad que genera endorfinas y contribuye a entrar en un estado de relax muy agradable.

Tu dormitorio debe tener la mínima decoración posible. Preferentemente utiliza colores neutros y evita cualquier motivo que pueda generar reflejos.

La puerta cerrada y la persiana echada hasta abajo contribuyen a que encuentres el sueño antes.

Y mantén una temperatura fresca, por debajo de los 22 ºC, donde los expertos sitúan el “umbral del sueño”.

Si siguiendo estos consejos aún sigues sin poder dormir levántate de la cama.

No te quedes entre las sábanas dando vueltas. Ve al baño, tómate una infusión o un poco de leche y regresa, en ocasiones el cerebro necesita reiniciarse para conciliar un sueño reparador.

De todos modos, aunque estos consejos te ayuden a combatir los episodios de eyaculación precoz…

Aún hay mucho más por hacer para durar más en la cama

Existen muchas causas de la eyaculación precoz. La clave es atacarlas a todas para liberarnos de este mal para siempre.

Así fue como pude deshacerme de este problema y mejorar mis relaciones.

Si quieres saber cómo lo logré y todo lo que hice…

Haz clic aquí para mostrarte cómo curar la eyaculación precoz

Nos vemos allí 🙂

Ariel

Los comentarios están cerrados.