Cómo Utilizar la Meditación Para Detener la Eyaculación Precoz

Cómo Utilizar la Meditación Para Detener la Eyaculación PrecozEn este artículo te quiero mostrar cómo puedes usar la meditación para detener la eyaculación precoz.

La eyaculación precoz es un problema frecuente.

Las estadísticas dicen que uno de cada tres hombres la ha experimentado en, al menos, una ocasión en la vida.

Evidentemente, si se trata de un hecho aislado, no te debería suponer ningún problema más que el mal momento o la sensación de frustración que sufriste de forma puntual.

La situación cambia cuando la eyaculación precoz es un hecho que se repite con frecuencia y te genera ansiedad, hasta el punto, de que puedas desear dejar de practicar el acto sexual.

Aunque los científicos no han determinado aún las causas exactas que originan la eyaculación, hay bastantes opiniones que coinciden en el hecho de que, en la mayor parte de las ocasiones, existe un motivo psicológico detrás.

Evidentemente puede haber también razones físicas, como las asociadas con la disfunción eréctil o con alguna enfermedad, pero estas situaciones quedan fuera de este artículo.

Volviendo a las causas psicológicas, estamos ante un arma de doble filo que, por un lado puede llevarte a no hacer nada y a esperar a que se resuelva el problema por arte de magia.

Y por otro, puede llevarte a actuar de forma proactiva, buscando soluciones.

Sin ninguna duda, es esta segunda opción por la que debes optar, pues la apatía te puede llevar a agravar considerablemente tu problema.

Hoy en día se pueden encontrar propuestas interesantes para abordar los problemas psicológicos que te pueden conducir a la eyaculación precoz y, entre ellas, la meditación es una de las más valoradas.

¿Por qué la meditación puede influir positivamente en la eyaculación precoz?

Meditación para la eyaculación precoz

Para que puedas entender cómo la meditación puede ser interesante para ti, tal vez deberíamos comenzar describiendo en qué consiste la meditación.

En el sentido estricto de la palabra, la meditación es un estado, lo mismo que son estados la vigilia o el sueño.

Lo que ocurre es que desde que nacemos estamos preparados para dormir y para estar despiertos, pero para poder meditar tenemos que aprender.

Con la meditación, lo que se persigue fundamentalmente es mantener la mente tranquila, aprendiendo una serie de técnicas que te permiten pacificar tu mente ante cualquier situación.

Cuando logras entrar en un estado de meditación profunda, tu mente es capaz de analizar todo lo que te afecta como lo haría una tercera persona que te ve con un punto de vista objetivo.

Cuando meditas, consigues no identificar los pensamientos de tu mente contigo mismo, sino que eres capaz de contemplarlos como un observador.

Así, aprendes a tomar decisiones más objetivas, como cuando eres capaz de aconsejar a un amigo sobre una situación problemática.

De esta forma, no tomas partido por una situación de felicidad ni por una situación conflictiva, con lo que, sin darte cuenta, aprendes a vivir tu vida de una forma mucho más saludable.

En este sentido, y volviendo al tema que estamos analizando sobre tu problema de eyaculación precoz, si partimos del hecho de que esta puede ser debida a una causa psicológica, la meditación se presenta como una alternativa que puede aportar mucho valor.

Los beneficios de la meditación son muy amplios y pueden afectar a diferentes aspectos de tu vida, concretamente a todo lo relacionado con la actividad sexual. Y por supuesto, con el control de la eyaculación.

Cuando meditas, utilizas técnicas que te enseñan a relajarte y te permiten adquirir control sobre tus músculos.

Este hecho es fundamental en el acto sexual y en el control de la eyaculación, pues tienes que tener en cuenta que en tu cuerpo hay músculos que la controlan.

Por tanto, el hecho de poder adquirir control sobre la relajación de estos es un primer hecho importante.

También has de tener en cuenta que la relajación de tu cuerpo tiene una relación muy importante con tu sistema nervioso simpático, a su vez directamente relacionado con la activación del reflejo que conduce a la eyaculación.

Además de la relajación, cuando aprendes a meditar, vas a aprender nuevas técnicas de respiración y esto también te va a permitir controlar mucho mejor el comportamiento de tu cuerpo durante el acto sexual.

Respiración para la eyaculación precoz

Es un hecho habitual que cuando alcanzas un estado de excitación sexual tu respiración se altera, seguro que eres consciente de ello.

Pues bien, cuando la respiración deja de ser acompasada y profunda, tu cuerpo se tensa y empiezas a perder el control sobre el mismo, y más concretamente sobre los músculos que controlan la eyaculación.

Por este motivo, es muy importante que aprendas a respirar, que tomes el control de tu respiración en todo momento.

Observarás rápidamente cómo con una respiración profunda y controlada serás capaz de controlar el estado de excitación de tu cuerpo.

Pero no acaban aquí los beneficios que puedes conseguir si aprendes a utilizar las técnicas de meditación, pues hay otro aspecto muy importante que te va a permitir curar la eyaculación precoz de forma natural.

Se trata del hecho de aprender a ser consciente de las sensaciones que se producen en tu cuerpo en el momento del acto sexual y, de forma indirecta, te van a permitir ejercer un profundo control sobre tu cuerpo.

Esto puedes practicarlo en solitario o con tu pareja. Si lo haces en solitario, deberás recurrir a la masturbación.

Comienza a masturbarte con una respiración profunda y aprende de las sensaciones que se producen en tu cuerpo.

Identifica los momentos antes de eyacular. Cuando estés por eyacular, simplemente para, respira más profundamente hasta que la sensación desaparezca.

Y después puedes retomarlo otra vez. Esto es bueno que después lo pongas en práctica durante tus relaciones.

Además de la meditación, existen otras técnicas mucho más efectivas que se centran en eliminar el problema de raíz.

Esto lo logré con un sistema natural, que me permitió en un par de semanas liberarme de la eyaculación precoz y durar mucho más en la cama.

Si no eliminamos la raíz del problema, la eyaculación precoz seguirá siendo un problema.

Y jamás lograremos disfrutar de nuestras relaciones, convirtiéndonos en personas infelices para siempre.

Haz clic aquí para mostrarte cómo empezar a aplicar el sistema natural que me permitió dominar mis orgasmos

Nos vemos allí 🙂

Ariel

Los comentarios están cerrados.