Método de Masters y Johnson para Curar la Eyaculación Precoz

Método de Masters y Johnson para Curar la Eyaculación PrecozEn este artículo te quiero mostrar cómo aplicar el método de Masters y Johnson para evitar la eyaculación precoz.

La eyaculación precoz es uno de los problemas sexuales más frecuentes que afectan a los hombres, acaparando del 25 al 40% de la población total masculina.

Por ello, no debes sentirte avergonzado o aislado si la padeces, probablemente muchas personas de tu mismo entorno tienen el mismo problema que tú.

Esta afección suele describirse como la incapacidad de retrasar la eyaculación hasta el punto en el que sea grata para ambos participantes.

Saber definir cuándo es prematura una eyaculación no es algo sencillo, ya que quizás te cuesta contenerte justo después de la penetración.

Por lo general, aguantar menos de cinco minutos es un tiempo corto y podría decirse que sufres de eyaculación precoz.

Las causas de la eyaculación precoz no están muy claras, aunque existen factores que pueden condicionar que tengas eyaculaciones repentinas:

– experiencias sexuales tempranas

– estrés y ansiedad

– bajos niveles de excitación o incluso tu comportamiento sexual.

Existen medicamentos que aseguran ayudar contra este mal. Sin embargo, se ha demostrado que tienen efectos secundarios y que puede provocar – con el tiempo – disfunción erectil u otros males aún peores.

Por esa razón te recomiendo que intentes algunos métodos naturales para solucionar tu problema.

Aquí explicaré sobre la técnica de Masters y Johnson.

William Masters y Virginia Johnson eran un ginecólogo y una psicóloga del siglo XX, pareja considerada por la gran mayoría como la gran pionera en la llamada terapia sexual.

Publicaron numerosos manuscritos acerca de la sexualidad humana.

Consideraban que uno de los aspectos más importantes para que tengas una sexualidad plena es que tengas una buena comunicación sexual con tu pareja.

La técnica Masters y Johnson demostró ser tremendamente eficaz.

En un estudio realizado en 1979 se descubrió que entre el 90 y el 98% de pacientes que habían utilizado este método habían aprendido a aguantar más durante las relaciones sexuales.

Teniendo en cuenta esta altísima tasa de éxito en la terapia sexual, te invito a que consideres esta propuesta y que la pongas en práctica.

Es preferible utilizar este método con tu pareja. Aunque si lo deseas, puedes comenzar tú mismo con la masturbación.

Eliminar la eyaculación precoz

En primer lugar, tu pareja debe proceder a estimularte el pene con la mano realizando movimientos suaves, hasta que tengas una erección completa (mucho antes de que llegues al orgasmo, por supuesto).

En ese punto, la masturbación debe detenerse y tienes que poner los dedos en el glande y apretar todo lo que puedas, sin llegar a hacerte daño.

Sitúa el pulgar en el frenillo, que es la banda elástica que corresponde a un tejido por debajo del glande.

El dedo índice y el dedo corazón (también llamado medio o mayor) deben colocarse en el lado opuesto.

Puedes controlar la respiración mientras llevas a cabo la presión, puesto que hay hombres a los que poseer una técnica de respiración adecuada les ha ayudado a superar su eyaculación precoz de manera asombrosa.

Después de dicha compresión, te darás cuenta de que has perdido el diez por cierto (o incluso el treinta por cierto) de tu erección.

Esto es completamente normal. Debes esperar un minuto antes de que tu pareja empiece a masturbarte de nuevo.

Tras recuperar la erección, tienes que volver a aplicar presión sobre el pene.

En las primeras sesiones puedes realizar esta técnica de tres a cinco veces. Y al menos es conveniente que la hagas un par de veces por semana.

Esta técnica no tiene por qué sustituir las relaciones sexuales. Puedes realizar el acto sexual cuando quieras sin impedimentos tras las cinco primeras sesiones.

Cuando tengas la habilidad de tener un mayor control sobre tus erecciones, así como sepas con mayor precisión cuándo vas a llegar al clímax, podrás pasar a la siguiente fase.

En esta etapa, aprenderás a tener un mayor control sobre tus eyaculaciones.

Orgasmo y control de la eyaculación

Esta vez, la masturbación debe continuar hasta el punto en el que vayas a alcanzar el orgasmo, para después parar abruptamente.

Puedes hacer hasta cinco repeticiones, pero acuérdate de acabar siempre cada sesión con un orgasmo y eyaculación para aliviar la tensión acumulada.

Te será muy gratificante y te motivará para la siguiente sesión.

En el método de Masters y Johnson puedes añadir algunos elementos para mejorarlo.

El primero es que ponerse un condón puede reducir la sensibilidad del pene y puede ayudarte a aguantar más tiempo y evitar la eyaculación precoz.

El segundo es que a la hora de la penetración, tu pareja se introduzca tu pene mientras intentas no eyacular, sin realizar ningún otro tipo de movimiento.

Cuando estés cerca del orgasmo debes decírselo para que se aparte; luego puede volverse a colocar para repetir el proceso.

Cuando hayas alcanzado la duración que deseas, podrás eyacular.

Habiendo dominado este sistema, podrás proceder a moverte dentro de tu pareja para mantener la erección pero sin eyacular durante el tiempo que consideres oportuno.

Recuerda crear un ambiente sin estrés a la hora de realizar estas técnicas.

Ten en cuenta que requiere mucha paciencia y que debes estar relajado y a gusto en todo momento.

Después de realizar estas sesiones es conveniente que le “agradezcas” a tu pareja el cuidado y dedicación mostrados regalándole un orgasmo.

Así la motivación será doble, ya que ambos estaréis deseando que llegue el día siguiente para poder seguir practicando sesiones.

Si sigues este procedimiento con atención y posees una dieta adecuada, te darás cuenta de que la eyaculación precoz se puede tratar y curar con éxito.

Sobre la dieta quisiera hablar en otro momento.

Porque ahora quiero mostrarte el mismo sistema natural que me curó de la eyaculación precoz

Como pudiste ver, el método de Masters y Johnson es solo una técnica.

Pero necesitas una estrategia para eliminar este problema de tu vida. Una estrategia que lo elimine desde la raíz.

De esta forma no tendrás que aplicar estas aburridas técnicas a cada rato para poder controlar tus orgasmos.

Cuando logres eliminar la raíz del problema, prácticamente podría decirte que quedas liberado del problema.

Haz clic aquí para mostrarte cómo empezar a aplicar el sistema natural que eliminó mi eyaculación precoz desde la raíz.

Nos vemos allí 🙂

Ariel

Los comentarios están cerrados.