Por Qué las Pastillas No Sirven Para la Eyaculación Precoz

Por Qué las Pastillas No Sirven Para la Eyaculación PrecozEn este artículo te quiero mostrar por qué las pastillas no sirven para tratar la eyaculación precoz y qué métodos naturales utilizar.

Acabar con la eyaculación precoz de forma sana y natural es posible. Ten en cuenta únicamente estos sencillos consejos y asegurarás una capacidad sexual larga, sana y duradera.

Di NO a Las Pastillas, Medicamentos y Productos Farmacológicos

Es más que frecuente encontrar, sobre todo por el ciberespacio, miles de productos farmacológicos que prometen poner fin a la eyaculación precoz.

Estas pastillas están muy lejos de acabar de una forma definitiva con la eyaculación precoz y tan solo esconden el problema de forma momentánea.

El funcionamiento de estas pastillas se basa en gran medida en el llamado “efecto placebo”.

Es decir, si crees que la pastilla te va a ayudar a superar la eyaculación precoz, es más probable que lo haga. Pero no por la acción farmacéutica de la pastilla, sino porque tú lo creíste.

Estas pastillas y productos farmacológicos también funcionan como una droga, aumentando el riego sanguíneo (para que llegue más sangre a la erección), aumentando tu energía en general y ocultando cualquier signo de depresión o ansiedad, las causas más frecuentes de la eyaculación precoz.

Las pastillas contra la eyaculación precoz, por tanto, no acaban con el problema, sino que lo ocultan de forma temporal.

Y corres el riesgo de acabar desarrollando dependencia de dicho fármaco, pues sin él cada vez encontrarás más difícil afrontar una relación sexual.

Y además, mayor será la depresión post-consumo.

El hecho de que estos fármacos no suelan encontrarse en las farmacias, y que su comercio suela ser más frecuente por Internet, es ya una muestra de los peligros que puede suponer para el que consume estos llamados “medicamentos”.

Entre las principales consecuencias de la ingesta de pastillas contra la eyaculación precoz, además de la ya mencionada dependencia que puedes desarrollar, encontramos la breve duración de los efectos supuestamente positivos de la pastilla.

Además solo se puede ingerir justo antes de iniciar la relación sexual, lo que añade un componente de estrés si te la tomas, puesto que tendrás en mente que su efecto es limitado, lo que acaba con todo el placer que pudiera tener el sexo.

Curar la eyaculación precoz

También son perjudiciales para tu estómago, ya que deben tomarse en ayunas (de lo contrario, no se absorberían adecuadamente), sin alcohol (o podrían activarse efectos indeseados) y pueden limitar los efectos de otros medicamentos que tomes.

Tampoco puede tomarse más de una pastilla al día, por los muchos peligros que su ingesta continuada podría conllevar.

Y entre sus efectos secundarios encontramos los mareos, el dolor de cabeza y las náuseas, así como la hipotensión (la bajada de tensión por acumulación de sangre en la erección).

Por último, entre los posibles efectos secundarios más frecuentes se encuentran la disfunción eréctil y disminución del deseo sexual, lo que hace del todo contraproducente la toma de estos fármacos, pues el objetivo último era disfrutar del acto sexual más tiempo.

El funcionamiento de estos medicamentos es, en definitiva, temporal, además de que presentan numerosos peligros asociados, e ignoran la raíz del problema de la eyaculación precoz.

Si no intentas acabar con aquello que motiva la eyaculación precoz, jamás podrás ponerle fin.

Las pastillas no acaban con el origen de la eyaculación precoz, que suele encontrarse en factores ambientales y psicológicos.

Y solo consiguen un gasto constante de dinero, una sensación de presión mayor y un entorno mucho más estresante, que jamás podrá inspirar a una relación sexual sana y duradera.

Di Sí A Una Dieta Adecuada, Al Ejercicio Y A Las Hierbas Y Productos Naturales

No te desanimes si creías que las pastillas eran la única forma con la que podrías decirle adiós de una vez por todas a la eyaculación precoz.

Todo lo contrario: la mejor forma de acabar con la eyaculación precoz es atacar a su raíz.

Esa raíz generalmente se encuentra en la mala alimentación, la falta de ejercicio de los músculos que intervienen en el acto sexual y la mala predisposición psicológica, cuyas formas más frecuentes son el estrés y la depresión.

Solución para la eyaculación precoz

Una dieta rica en ácidos grasos Omega 3, presentes en pescados como el salmón o el marisco, así como en nueces y demás frutos secos, yogures y productos derivados de la leche, es el primer paso para poner fin a la eyaculación precoz.

Estos nutrientes tienen grandes beneficios en el sistema circulatorio, por lo que son más que recomendables para asegurar una buena y duradera erección.

Los alimentos ricos en vitaminas son también muy convenientes para la mejora de la circulación y la erección.

Por lo que las frutas y cítricos, así como los lácteos y huevos, deberían estar muy presentes en tu dieta.

Los alimentos ricos en calcio y magnesio alivian el estrés, pues aumentan los niveles de serotonina, por lo que la avena debería ser tu cereal de cabecera en la dieta.

Alimentos como el chocolate puro, las ostras y los frutos del bosque tienen un alto componente afrodisíaco, con lo que ayudarás no solo a tu organismo, sino también al factor psicológico que te ocasiona la eyaculación precoz, acabando con él desde la raíz.

Existen ciertos tés y hierbas que ayudan a la eyaculación precoz. El principal remedio de origen herbáceo es el clavo de olor, planta medicinal por excelencia para acabar con la eyaculación precoz.

Esta hierba aporta numerosas vitaminas que activan la circulación sanguínea, te relajan y hacen que todo fluya de forma sana y correcta.

Infusiones como la manzanilla, la tila, la pasiflora y el cardamomo también ayudan enormemente.

Tienen un componente relajante y afrodisíaco que permiten, por un lado, controlar la ansiedad que te pudiera producir el acto sexual, mientras que aumentan tu apetito sexual.

Por último, entre las hierbas de herboristería encontramos el “ginseng”, el “ashwagandha”, la “ginkgo biloba” o el “chuang zi”, todos ellos muy beneficiosos para acabar con la eyaculación precoz.

Por último, la meditación, el ejercicio y la estimulación física pueden acabar con cualquier origen físico y psicológico que ocasionara la eyaculación precoz.

Ejercicios de meditación básicos y de control de la respiración mejorarán tu predisposición mental y psicológica para enfrentarte al acto sexual.

Así podrás acabar con el estrés, reduciendo la ansiedad y aumentando la calma, algo clave a la hora de acabar con la eyaculación precoz.

Esto fue un breve resumen para solucionar este problema sexual y durar más tiempo en la cama.

Aún hay muchas cosas más por hacer para terminar con la eyaculación precoz

El sistema natural que seguí para eliminar este problema contiene todo lo que debes seguir para durar más en la cama.

Si quieres saber en qué consiste este sistema natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica.

Nos vemos allí 🙂

Ariel

Los comentarios están cerrados.