Remedios Caseros con Afrodisíacos para Curar la Eyaculación Precoz

Remedios Caseros con Afrodisíacos para Curar la Eyaculación PrecozEn este artículo te quiero mostrar algunos remedios caseros con afrodisíacos para curar la eyaculación precoz.

Algunos hombres que sufren eyaculación precoz piensan que deben buscar fórmulas para minimizar su deseo consiguiendo de este modo aguantar más tiempo en la cama.

Sin embargo, esto puede resultar frustrante puesto que la reducción de apetito sexual no es el modo adecuado de solucionar los problemas de eyaculación precoz.

Más bien al contrario, aprender a controlar la llegada del orgasmo y la utilización de afrodisíacos naturales puede ser la estrategia perfecta para que disfrutes plenamente de tus relaciones y consigas que también tu pareja disfrute hasta el final.

Algunos alimentos muy comunes como la miel o el polen de abejas pueden convertirse en excelentes aliados para tu problema sexual.

Solo tienes que mezclar el polen de abejas con la miel a partes iguales y remover hasta conseguir una pasta homogénea y dulce que te aportará grandes cantidades de energía…

… y te ayudará a potenciar tu deseo sexual de una forma totalmente natural.

Tanto la miel como el polen de abejas son productos muy comunes que puedes encontrar fácilmente en supermercados o en tiendas especializadas de alimentos dietéticos.

En caso de que la pasta te resulte muy espesa o un poco empalagosa para tu gusto, es recomendable que la diluyas en un vaso de agua y la tomes en ayunas cada mañana para beneficiarte de todas sus cualidades.

Si lo prefieres la puedes añadir como endulzante natural a infusiones u otras bebidas calientes.

Además de la gran cantidad de vitaminas y nutrientes que contiene esta sencilla receta, el zinc se convierte en el elemento principal para ayudarte con tu problema específico ya que favorece el aumento de la testosterona teniendo una influencia directa en tu vida sexual.

Algunas frutas pueden ayudar también con tu problema al mismo tiempo que te permiten mantener una alimentación sana y baja en calorías, cuestión esta muy importante para luchar contra la eyaculación precoz.

Todos conocemos la fama de las fresas, sin embargo, aquí quiero hablar de las cualidades de la sandía como afrodisíaco natural.

Las grandes ventajas de la sandía para reducir o eliminar la eyaculación precoz están en la parte más blanca situada junto a la corteza.

Por esto, cuando elimines la cáscara de la fruta debes asegurarte de que dejas esta zona incolora para consumirla también.

Si lo deseas puedes comer la sandía fresca pero, para potenciar sus efectos de afrodisíaco es más recomendable que prepares un zumo con ella al que añadas un par de cucharadas de miel y, si lo crees necesario, también un poco de polen de abejas.

De este modo te puede beneficiar de los efectos de la fruta combinados con las cualidades de la receta mencionada anteriormente.

Existen otros muchos alimentos naturales como el ginseng o la vainilla que te pueden ayudar con tu problema.

Aunque combinando una dieta sana con algo de deporte y ejercicios de relajación, el zumo de sandía y la infusión de miel con polen de abejas será más que suficiente para ayudarte a tener una vida sexual mucho más satisfactoria.

Sin embargo…

Debo advertirte que esto es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar la eyaculación precoz

No basta solo con estos trucos naturales. La clave está en eliminar TODAS las causas del problema.

Y lo digo por experiencia propia, ya que yo también sufrí de eyaculación precoz.

Hasta que empecé a seguir un sistema natural que ataca las causas de este mal y lo elimina de raíz.

Así, mi vida sentimental cambió completamente y empecé a ser otra persona en la cama.

Tenía mucha más confianza en mí mismo y mi autoestima estaba más alta que nunca.

Ahora puedo durar lo suficiente para satisfacer a mi pareja y puedo disfrutar de esos momentos sin hacer el ridículo.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo este sistema natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y cura la eyaculación precoz para siempre

Nos vemos allí 🙂

Ariel