Técnicas Taoístas para Solucionar la Eyaculación Precoz

Técnicas Taoístas para Solucionar la Eyaculación PrecozEn este artículo te quiero enseñar las técnicas taoístas para que puedas aplicarlas y eliminar así la eyaculación precoz.

Cuando nos duele la cabeza acudimos al médico en busca de ayuda, nos aplica un tratamiento y se soluciona.

Pero cuando se trata de un problema tan íntimo y que también afecta a tu pareja como la eyaculación precoz, sentimos vergüenza de comentarlo con un especialista.

Y en la mayoría de los casos, los fármacos no son una solución viable para este problema que afecta cada vez a muchos más hombres.

Las causas de la eyaculación precoz son muchas.

Pero generalmente se debe al estrés de la vida diaria y la mala alimentación. Sin embargo, existen soluciones al alcance de cualquiera.

Una de estas soluciones la puedes encontrar en la práctica del sexo tántrico con tu pareja.

Además de ayudarte en tu problema con la eyaculación precoz, hará de tus encuentros sexuales una experiencia mucho más placentera que la tradicional.

El sexo tántrico te ayuda a conocerte a ti mismo y tener control de tu propio cuerpo y tus propias sensaciones, para tener una experiencia sexual plena con tu pareja.

Estamos hablando casi de un modo de vida, un modo de entender el placer.

El taoísmo le da una gran importancia a la sexualidad y al control de la eyaculación, ayudando a que tu energía vital se mantenga.

Las creencias taoístas antiguas afirmaban que la eyaculación en el hombre disminuía su fuerza, aceleraba el proceso de envejecimiento y aumentaba el riesgo de caer enfermo.

Es por ello que desde hace mucho tiempo se fueron aplicando y perfeccionando diversas prácticas para alargar el momento de la llegada del orgasmo.

Estas técnicas han pasado de generación en generación hasta llegar a nuestros días.

Aprender a retener la eyaculación es uno de los pilares fundamentales en la técnica taoísta del sexo, pues te permite:

  • extender la duración del encuentro sexual
  • aprenderás a sentir a tu pareja
  • a conocer tu cuerpo y su cuerpo
  • interpretar las señales que indican la llegada de la eyaculación
  • vivir el momento sin pensar en el orgasmo
  • y te ayudará a solucionar tu problema con la eyaculación precoz de manera natural, siendo constante y con el apoyo de tu pareja.

Debes tener paciencia, ser perseverante y convertir estas prácticas en una costumbre.

Puedes probar una técnica — o muchas — y elegir la que mejor se adapte a tus relaciones de pareja.

Siempre aplicándolas con confianza y teniendo presente que la idea general es retrasar tu orgasmo a la vez que disfrutas de tus encuentros sexuales.

Como dato importante en tus relaciones sexuales, procura tener la vejiga vacía para evitar sentir una presión extra en la zona y hacer más fácil la concentración en los métodos.

A continuación enumero las técnicas que te ayudarán a curar la eyaculación precoz de forma natural.

Respiración y penetración

Sexo tántrico para curar eyaculación precoz

El taoísmo cree que la respiración y el semen comparten vibraciones y están relacionados.

Por eso es importante que aprendas a controlar tu respiración durante el acto sexual.

Tú debes situarte arriba de tu pareja, en una postura en la que ambos se sientan cómodos.

Y debes trabajar con tu respiración para conseguir que tu cuerpo se relaje.

Debe ser una respiración pausada, evitando el jadeo propio de un acto sexual.

Controlando tus respiraciones, seguirás una secuencia de penetraciones a tu pareja, realizando tres penetraciones superficiales y una cuarta más profunda.

Esto debes repetirlo las veces que puedas, mientras controlas la llegada de tu orgasmo.

Cuando sientas que viene la eyaculación, expira todo el aire y mantén la respiración durante diez o quince segundos, para luego inhalar aire lentamente y retomar la secuencia.

Debe convertirse en una práctica natural y placentera para ambos. En caso de no creer controlar la eyaculación, es mejor parar, descansar y volver a intentarlo.

Retirarse y apretar

Esta es otra técnica para combatir la eyaculación precoz. Para esta práctica te aconsejo plena confianza con tu pareja.

Cuando sientas que vas a llegar al orgasmo y a eyacular, debes retirar tu pene de la vagina y presionar durante tres segundos con tu dedo pulgar el glande mientras rodeas con tu índice la zona del perineo.

Luego contrae los músculos pubocoxígenos (es decir, como cuando deseas orinar y retienes las ganas) y vuelve a la penetración normal.

Puedes repetir este ejercicio tres o cuatro veces por acto sexual.

Además, puedes ejercitar los músculos pubocoxígenos durante tu día a día, contrayéndolos durante unos segundos al ir a orinar, soltar un poco de orina y volver a contraer.

Así adiestrarás a los músculos para cuando vayas a aplicar la técnica de retirarse y apretar. Y estimularás la irrigación sanguínea del pene para poder mantener tu erección.

Detener la eyaculación

Taoísmo para la eyaculación precoz

Los taoístas tienen la práctica de detener la eyaculación cuando ellos o su pareja — en el momento del orgasmo — presionan el músculo perineo, entre los testículos y el ano.

De esta manera la eyaculación se detiene. Esta práctica debes llevarla a cabo con mucho tacto, pues es posible que no te sientas cómodo con ella al principio.

Descanso y repetición

Durante la penetración a tu pareja, aprenderás a ser más disciplinado si cuando vas a llegar al orgasmo y a eyacular, te retiras parcialmente del interior de la vagina y resistes el orgasmo.

La idea es bajar el ritmo, acompasando la respiración durante unos quince segundos. Y volver a realizar una penetración completa.

Esto debes repetirlo unas cuatro o cinco veces. Y entonces permitirte llegar al clímax.

Teniendo esta práctica como común tus eyaculaciones tardarán más en llegar y podrás concentrarte poco a poco en el acto sexual y en todas sus sensaciones.

A la vez que para tu pareja será más fácil llegar al clímax. Incluso conseguirás que ambos lleguen a la vez.

Además serás capaz de retener el orgasmo mientras sigues dentro de tu pareja.

No todos los hombres funcionan de la misma manera. Así que lo mejor es encontrar tu propio ritmo junto con el de tu pareja.

Si bien las técnicas mencionadas te ayudarán a combatir la eyaculación precoz, lo ideal y lo más recomendable sería eliminar la raíz del problema.

Yo intenté aplicar estas técnicas taoístas. Pero quería gozar de mis encuentros sexuales.

Es decir, si quería ir más rápido de lo normal fracasaba.

Si acariciaba mucho los pechos de mi pareja o sus glúteos y si veía su rostro contraerse del placer… también fracasaba.

La eyaculación venía rápidamente y no la podía controlar.

Por esa razón, lo más recomendable es eliminar el problema desde la raíz

Sólo así podrás disfrutar verdaderamente de tus encuentros sexuales y darle tanto placer a tu pareja el tiempo que quieras.

Haz clic aquí para mostrarte cómo eliminé la eyaculación precoz para siempre y de forma natural

Nos vemos allí 🙂

Ariel

Los comentarios están cerrados.